4.15.2015

Tokio bajo a lluvia

Día 13.

Está cayendo una del quince. Aquí el tiempo cambia mucho más rápido que en cualquier otro sitio donde he estado; de diluviar a un sol que pica en cosa de 20 minutos, o al revés. Hemos tenido varios días de lluvia en el país nipón, pero había sido lluvia fina como el chirimiri o el calabobos que lo llaman en el norte.

Hoy no.

Hoy caían gotas del tamaño de mi palma y con fuerza además.

La idea con el tiempo era ir al Miraikan, el museo nacional de tecnología e investigación, porque aquí mi compañero de aventuras ha estudiado robótica y es desarrollador, así que todo esto le vuelve loco.

Está situado en la Isla de Odaiba, al sur de Tokio, también allí tienen una noria enorme que tarda muchísimo en dar la vuelta entera.


Quisimos dar una vuelta por allí, todo Tokio está lleno de centros comerciales inmensos, entramos en uno que tenía una exhibición de coches, incluso de carreras. Este centro comercial parece un parque temático, lo tienen montado parecido, como si fueras por un pequeño pueblo de Italia, con fuentes en las plazas y todo. Me recordó mucho a un par de amigas ;).



Este BMW me gusta muchísimo aunque me parece de lo menos estable en coches xD


Después llamó nuestra atención un mecha gigante que terminó siendo un Gundam. Y por supuesto me acordé de varias personas que son importantes en mi vida, mi hermano (aunque de él me acordaba con mucha más frecuencia), un compañero del trabajo muy friki y un gran amigo del norte con el corazón del tamaño de este Mecha:

Eso pequeño de delante soy yo

El Gundam por la espalda, el acabado es immpresionante.


Para los que no sepan, mechas es como se llama a los robots gigantes de los mangas y animes se pronuncia "mecas", es incluso una categoría a la hora de ver series, como puede ser drama, comedia...etc. Y aquí hay series muy conocidas por eso, y fuera de Japón también, como puede ser "Gundam", "Evangelion" o "Macross".
A mi me gustan las series de mechas, pero que suelen tener también algo de fantasía o romance, no solo política y guerra, como "Simoun" o "Mai Hime".

Como buenos frikis tocaba foto con él obviamente. Y luego un recuerdo en la tienda y al "Gundam Café" que es otra tienda donde te venden comida de Gundam y en cajitas con forma de robots y tal.

Como veis, cayó algo... ¡que raro ¿eh?!

Después de este momentazo friki...

Shibuya

Es el centro del ambiente en Tokio, digamos que cada distrito tiene como un centro, pues Shibuya es el centro de las compras, el consumismo y el entretenimiento.

Aquí es donde se encuentra el famoso cruce de pasos de cebra alocados que van en todas direcciones. Como hoy estaba lloviendo, había menos gente, pero aun así es increíble la cantidad de gente que hay.
Y también está aquí el homenaje a Hachiko, un perrito muy fiel que tiene una historia triste. Esta foto para mí tiene un valor sentimental muy alto y supongo que mis compañeros de voluntariado en la protección animal lo entenderán muy bien.

Foto con Hachiko

Primero vamos a buscar un par de tiendas que me habían recomendado de manualidades y cosas monas para scrapbooking (decoración de diarios, cartas o cuadernos con recortes de papel, pegatinas, washitape...etc). He de decir que me han encantado. Jamás había visto tantas plantas en un mismo edificio con la misma temática. Han caído un par de cosas ;)

Nuestra foto del cruce

Después vamos a comer y de camino a otra de las tiendas hemos visto la tienda de Disney, ¡que es genial! Por fuera parece un castillo de muñecas.

La siguiente es Mandarake. Tienen de todo, cómics, artbooks, figuras, merchandising, música... Todo lo que puedas imaginar de una serie de manga o anime, lo tienen.


Tiene buena fama internacional por la tienda online. Pero la tienda física es en un sótano bajando 3 plantas, hace un calor  inhumano y la organización de las cosas no hay quien la entienda. Eso si, he conseguido un libro que quería del FFX-2 que en madrid me cuesta 20€ por menos de 3€, y me llevo ilustraciones de Range Murata, que me encanta.

Tras las compras necesitamos un descanso y justo en una de las esquinas del cruce está un Starbucks en la primera planta, así que subimos para parar un rato de tanto ajetreo y tanta gente yendo y viniendo.


Hoy estamos caminando muchísimo, nos duelen los pies y estamos cansados, pero toca ir a la Tokyo Tower a disfrutar de las alturas y su iluminación nocturna.


No tengo problemas con las alturas pero mi compañero si y esto es "terapia de choque". Subimos al primer mirador, donde nos hicimos una foto y tienen una cafetería y una tiendecita. Después puedes elegir subir arriba del todo, que son otros 250metros mas. Subimos claro, había que verlo.

El segundo ascensor, siempre vas acompañado

Las vistas de la ciudad desde esta altura son bastante imponentes.


Llevamos un poco mal el tema del idioma, eso de que hablen tan poco inglés es un poco rollo, pero nos hemos encontrado con muchos españoles también.

Al bajar nos cogimos unos creps para la cena, aquí se estilan mucho los dulces con helado, chocolate (algo parecido a la nutella) y mantequilla de cacahuete, hay de todo la verdad, eso si el 90% dulce. Yo voy a llevar la contraria y me pido uno salado. Son bastante grandes y la torta la hacen un poco más a lo que estamos acostumbrados, así que crujen y están muy buenos.

Muchas emociones en un día. Y los que nos esperan mañana... os dejo por aquí el día 14 que volvemos a Odaiba para entrar al Miraikan.




¡Comparte esta noticia!
Se ha producido un error en este gadget.
Return to top of page
Powered By Blogger | Design by Genesis Awesome | Blogger Template by Lord HTML